Declaracion del Seminario Comunista Internacional

Bruselas, 4 de mayo 1999

  1. Hoy en d铆a, los comunistas de todo el mundo realizan el balance del primer siglo de la Revoluci贸n Socialista, con el objetivo de prepararse para las grandes luchas futuras, lograr grandes victorias y poner todo de su parte para que el siglo XXI sea el de la victoria a nivel mundial.
  2. La burgues铆a debi贸 luchar durante tres siglos antes de triunfar definitivamente sobre el feudalismo. La Revoluci贸n Socialista tiene como objetivo terminar con el largo reinado de diversas clases explotadoras y eliminar toda forma de explotaci贸n del hombre por el hombre. La victoria definitiva del socialismo en el mundo entero requerir谩 de todo un per铆odo hist贸rico.
  3. El siglo XX ha sido no solamente testigo de grandes victorias de la Revoluci贸n y la construcci贸n socialista sino tambi茅n de la traici贸n y de la contrarrevoluci贸n en las filas de los comunistas. El siglo XX ha sido el del ensayo general durante el cual el proletariado ha acumulado experiencias positivas y grandiosas, pero asimismo, experiencias negativas y dram谩ticas. Mientras los partidos comunistas se mantuvieron fieles a los principios revolucionarios del marxismo-leninismo, la Revoluci贸n Socialista mundial tuvo un movimiento ascendente. Desde que el revisionismo se impuso en un gran n煤mero de partidos comunistas, la Revoluci贸n tom贸 un curso descendente.

Una experiencia gloriosa

  1. Hace 150 a帽os, Marx y Engels publicaron el “Manifiesto del Partido Comunista”. Los principios fundamentales formulados por este gran documento contin煤an siendo v谩lidos para los proletarios de todo el mundo.
  2. Marx y Engels formularon las ense帽anzas de la Comuna de Par铆s, la primera revoluci贸n que enrumb贸 a la sociedad sobre el camino del socialismo, la v铆a de la Dictadura del Proletariado. Las diferentes formas del poder de la clase obrera corresponden en su esencia a las medidas tomadas por la Comuna de Par铆s, a posteriori por los Soviets, que quiso hacer de los trabajadores los verdaderos due帽os de la sociedad.
  3. Luchando contra la traici贸n socialdem贸crata, el partido de los bolcheviques, bajo la direcci贸n de Lenin, defendi贸 el marxismo y desarroll贸 la estrategia y t谩ctica de la Revoluci贸n Socialista, dirigi贸 la insurrecci贸n de Octubre y liber贸 a los trabajadores de la barbarie de la guerra imperialista y de las intervenciones imperialistas. Lenin formul贸 la l铆nea general para la construcci贸n socialista. La Revoluci贸n de Octubre ha creado una nueva situaci贸n en el mundo: el orden burgu茅s ha tenido que coexistir con su ant铆tesis, el orden socialista; la existencia de un gran pais socialista recordaba a todos los explotados y oprimidos, que el orden injusto del capitalismo y del imperialismo pod铆a ser derrocado. El capitalismo vi贸 su campo de explotaci贸n de la fuerza del trabajo y de las riquezas en materias primas reducirse considerablemente.
  4. Ni la burgues铆a mundial ni los oportunistas al interior del Partido Bolchevique, creyeron que el socialismo pod铆a mantenerse en un solo pa铆s, atrasado. Fueron la clase obrera y las masas trabajadoras sovi茅ticas, bajo la direcci贸n del Partido y con Stalin a la cabeza, quienes materializaron los principios pol铆ticos de Lenin y edificaron un gran pais socialista, la Uni贸n de las Rep煤blicas Sovi茅ticas Socialistas, la U.R.S.S.
  5. La batalla por la industrializaci贸n, que moviliz贸 a millones de j贸venes obreros, transform贸 a un pa铆s atrasado y feudal en una potencia industrial capaz de enfrentar al capitalismo mundial. La agricultura medieval pas贸 a ser una agricultura colectiva mecanizada. Gracias a la revoluci贸n cultural, el antiguo pa铆s de los mujiks analfabetos se convirti贸 en el pa铆s de los hombres de ciencia, de los ingenieros y los t茅cnicos.
  6. El Partido bolchevique, bajo la direcci贸n de Stalin, form贸 al Ej茅rcito Rojo en un esp铆ritu de iniciativa y de hero铆smo y reforz贸 los lazos estrechos entre el Ej茅rcito y las masas populares. Pr谩cticamente solo, el Ej茅rcito Rojo derrot贸 a los ej茅rcitos hitlerianos.
  7. La victoriosa guerra anti-fascista de la Uni贸n Sovi茅tica estimul贸 el desarrollo del movimiento comunista en el mundo entero, sobre todo en Europa y Asia. La victoria de la Uni贸n Sovi茅tica sobre el imperialismo alem谩n di贸 un nuevo impulso al movimiento revolucionario anti-colonial y anti-imperialista, que estremeci贸 la dominaci贸n imperialista en Asia y Africa. En numerosos pa铆ses triunfaron la democracia popular y el socialismo.
  8. Al t茅rmino de la Segunda Guerra Mundial, el centro de la revoluci贸n proletaria mundial se desplaz贸 hacia Asia, donde las guerras de liberaci贸n mas heroicas se desarrollaron y lograron la victoria bajo la direcci贸n de los partidos comunistas de China, Corea y Vietnam.
  9. Desarrollando la teor铆a y la pr谩ctica de la guerra popular prolongada, en el curso de la revoluci贸n anti-imperialista y democr谩tica en un inmenso pa铆s del tercer mundo, el Partido comunista chino bajo la direcci贸n de Mao Zedong, realiz贸 un aporte de importancia mundial. Luego transform贸 la revoluci贸n democr谩tica en revoluci贸n socialista, comenz贸 la edificaci贸n del socialismo, desarroll贸 la teor铆a y la pr谩ctica de la continuaci贸n de la revoluci贸n para combatir al revisionismo, prevenir la restauraci贸n capitalista y consolidar los logros del socialismo.
  10. A la muerte de Stalin, el campo socialista y las fuerzas de la revoluci贸n anti-imperialista ten铆an una potencia y un prestigio nunca antes vistos, se encontraban en una posici贸n ofensiva, los oprimidos de todo el mundo pod铆an ver el futuro con optimismo.

El ascenso del revisionismo y la lucha contra esta corriente

  1. La llegada de Kruschov a la cabeza del PCUS marc贸 un viraje en la historia. El grupo de Kruschov inici贸 su obra de destrucci贸n denigrando las grandes batallas revolucionarias que los comunistas, bajo la direcci贸n de Stalin, han llevado a cabo para materializar los principios y las orientaciones dados por Lenin.
  2. El revisionismo, introducido por el grupo de Kruschov, necesit贸 mas de 35 a帽os para destruir toda la obra realizada por Lenin, Stalin y tres generaciones de bolcheviques.
  3. Hoy en d铆a est谩 claro por qu茅 Stalin ha sido tan calumniado y denigrado por los enemigos del socialismo. Stalin se mantuvo fiel al leninismo y bajo su direcci贸n el pueblo sovi茅tico logr贸 verdaderos milagros. Tras la muerte de de Stalin, los revisionistas y principalmente Kruschov y Gorbachov renegaron de los principios del leninismo y caminaron de fracaso en fracaso
  4. La historia ha probado que el combate contra las id茅as y la pr谩ctica revolucionaria de Estalin es el combate contra el comunismo.
  5. El XX, el XXI y el XXII Congresos del PCUS estuvieron marcados por la revisi贸n del marxismo-leninismo, con ellos comenz贸 la degeneraci贸n pol铆tica e ideol贸gica como tambi茅n la burocratizaci贸n en la cabeza del Estado y el Partido.
  6. Kruchov ha retomado muchas ideas reaccionarias del renegado Tito. Las teor铆as de Kruchov sobre “el Estado del pueblo entero” y el “Partido del pueblo entero” han conducido a la liquidaci贸n de la dictadura del proletariado y al cese de la lucha de clase contra las fuerzas e influencias burguesas. La teor铆a de “la cooperaci贸n entre la URSS y los EEUU en la lucha por la paz” ha llevado consigo golpes a la lucha antiimperialista. La teor铆a de la “v铆a parlamentaria y pac铆fica hacia el socialismo” ha reforzado las corrientes socialdem贸cratas en el seno de muchos partidos comunistas.
  7. Brejnev ha puesto fin a ciertas formas extremas de revisionismo Kruchneviano, pero no ha cuestionado nunca el programa revisionista de los XX, XXI y XXII Congresos. Brejnev ha puesto fin a la pol铆tica de capitulaci贸n abierta ante el imperialismo americano y ha sostenido sobre el escenario internacional diferentes fuerzas que libraban un combate contra este imperialismo. Bajo Brejnev, una nueva pequena burgues铆a ha emergido en el seno de la burocracia y de la intelligentsia, siendo 茅sta la base social m谩s importante del revisionismo. Ha enaltecido el desarrollo de un sector capitalista 鈥榚n la sombra鈥, y ha impulsado un proceso de degeneraci贸n en el seno de las empresas socialistas.
  8. El revisionismo de Gorbachov ha tomado finalmente formas abiertamente anticomunistas. Las fuerzas dirigidas bajo su direcci贸n, sostenidos por la burguesia internacional, han llevado hasta el final el proceso contrarrevolucionario en la URSS para hacerlo desembocar en la restauraci贸n descarada del capitalismo en su forma m谩s salvaje. Gorbachov y Yeltsin fueron los artesanos de una victoria de alcance internacional de las fuerzas del imperialismo y la reacci贸n.
  9. Mao Zedong, Enver Hoxha y otros dirigentes comunistas eminentes, como Kim Il Sung, Che Guevara y Ho Chi Minh, han aportado su contribuci贸n a la lucha contra el revisionismo. Sus respectivas luchas contra 茅ste han contribuido a crear las bases de una renovaci贸n del movimiento comunista sobre unos cimientos aut茅nticamente revolucionarios. Existen opiniones divergentes en el seno del movimiento comunista internacional acerca de sus respectivas aportaciones.
  10. La restauraci贸n abierta del capitalismo en la URSS, es la mejor prueba de que el revisionismo constituye el enemigo ideol贸gico m谩s peligroso del marxismo-leninismo. La vida ha probado que el revisionismo representa a la burgues铆a en el seno del movimiento comunista y somete a 茅ste a la direcci贸n de la burgues铆a.
  11. La lucha ideol贸gica contra el revisionismo es una tarea compleja y de largo aliento. El revisionismo, que ha destru铆do a tantos partidos, no morir谩 de muerte natural. Si las ideas y tesis revisionistas no son criticadas y analizadas con profundidad, continuar谩n sobreviviendo y la corriente liquidacionista golpear谩 otra vez, provocando nuevas v铆ctimas.
  12. Todas las corrientes oportunistas del movimiento obrero, los socialdem贸cratas, la mayor parte de los revisionistas y los trotskistas sostuvieron el proceso contrarrevolucionario de la Uni贸n Sovi茅tica llegando a apoyar el golpe de Estado de extrema derecha de Yeltsin y de la CIA en agosto de 1991. Este es un hecho indiscutible que desenmascara para siempre a esos agentes de la burgues铆a y del imperialismo.

Nuestros principios basicos

  1. Las victorias de la clase obrera internacional y del socialismo, del tiempo de Lenin, Stalin y de Mao como las traiciones revisionistas, ponen en evidencia siete t茅sis esenciales del marxismo-leninismo.

I

  1. En el sistema capitalista, el Estado es una m谩quina de dominaci贸n de la burgues铆a contra los trabajadores. La Revoluci贸n Socialista debe destruir completamente esta m谩quina de opresi贸n burguesa y reemplazarla por un nuevo Estado Proletario.
  2. Todo Estado burgu茅s practica una forma de democracia que corresponde a su naturaleza de clase. Los liberales hablan de democracia en general para enmascarar el car谩cter de clase de la democracia burguesa, pero los marxistas se hacen siempre la pregunta: 驴democracia, para qu茅 clase?. Cuando existe democracia para los explotadores, no puede haber democracia real para los explotados.
  3. Bajo el r茅gimen capitalista, la Rep煤blica y las elecciones generales son instrumentos de la dictadura del capital. Sirven para demostrar una apariencia democr谩tica a un sistema que est谩 fundamentalmente basado en la omnipotencia del gran capital, de la gran burgues铆a y de sus fuerzas de represi贸n.
  4. El parlamento no ha sido jam谩s el verdadero centro del poder burgu茅s. El verdadero poder radica en aquellos que poseen los bancos y las grandes empresas. El parlamento entrega una apariencia democr谩tica a las decisiones tomadas en los c铆rculos ocultos de la burgues铆a. En toda crisis seria el parlamento es anulado por estados de excepci贸n. Los comunistas pueden participar en las elecciones y entrar en parlamentos burgueses con el objetivo de preparar a las masas en sus tar茅as revolucionarias.

II

  1. Desde que el capitalismo liberal se transform贸 en capitalismo monopolista, accedi贸 al estado del imperialismo. El Estado burgu茅s se confunde cada vez m谩s con los monopolios. El car谩cter monstruoso de la opresi贸n a las masas trabajadoras se refuerza.
  2. El imperialismo es la negaci贸n de la democracia, la reacci贸n descarada. La fascistizaci贸n y el fascismo son expresiones de la degeneraci贸n inevitable de la democracia burguesa en la 茅poca del imperialismo. En el presente, los pa铆ses imperialistas guardan ciertas formas exteriores de la democracia burgues, pero en una precipitaci贸n fachista del r茅gimen, el espionaje generalizado de la poblaci贸n y la violencia terrorista contra las rebueltas populares; despu茅s de la barbarie de la guerra contra Irak, han emprendido acciones de subversi贸n, de injerencia y de agresi贸n para desmembrar Yugoslavia lanz谩ndose as铆 en una guerra de destrucci贸n masiva contra dicho pa铆s. Antiguos pa铆ses del campo socialista como Rusia y Albania, muestran perfectamente el car谩cter parasitario de la burgues铆a en nuestra 茅poca y la putrefacci贸n de todo su sistema econ贸mico y politico: la producci贸n ha ca铆do en m脿s de un 50%, las elecciones no hacen m谩s que enmascarar la dominaci贸n de las organizaciones criminales de mafia sobre estos pa铆ses.
  3. El imperialismo conduce a guerras de conquista contra los pa铆ses menos desarrollados y a las guerras mundiales entre las potencias imperialistas. Con la primera guerra mundial comenz贸 la 茅poca hist贸rica del imperialismo y la revoluci贸n proletaria.
  4. Al agudizar todas las contradicciones del capitalismo, el imperialismo pone en evidencia la necesidad de la revoluci贸n socialista. En el imperialismo, las fuerzas productivas gigantescas no pueden mantenerse encerradas en el cuadro obsoleto de la propiedad privada sino es al precio de la opresi贸n, el terror y la guerra. Hoy por hoy, nuevas revoluciones tecnol贸gicas dan al trabajo humano una productividad extraordinaria. Pero la producci贸n llavada a cabo 煤nicamente con el prop贸sito de asegurar el maximo de beneficios a los propietarios de los medios de producci贸n, la gran mayor铆a de la humanidad deviene 鈥榮uperflua鈥 y cae en una miseria fisica e intelectual insoportables. El imperialismo niega a una gran parte de la humanidad el derecho del hombre m谩s elemental, el derecho a la vida.
    Solamente la revoluci贸n socialista permitir谩 poner las capacidades productivas sin l铆mite del trabajo humano al servicio del desarollo harmonioso de toda la humanidad. S贸lo la revoluci贸n socialista permite a los trabajadores escapar a la barbarie de las guerras imperialistas.

III

  1. La gran Revoluci贸n de Octubre de 1917 confirm贸 la justeza de la teor铆a marxista-leninista sobre la necesidad de la Revoluci贸n Socialista, 煤nico camino que conduce a la victoria del proletariado en la lucha contra el capital. Todas las v铆as reformistas, tomando las reformas progresivas para llegar a liberaci贸n del proletariado, conducen, a fin de cuentas, a reforzar la dominaci贸n burguesa y al perfeccionamiento de las formas de explotaci贸n.
  2. La burgues铆a ha utilizado siempre la violencia m谩s feroz cada vez que las masas trabajadoras han querido derrocar su reino injusto y cruel. La revoluci贸n implica la violencia revolucionaria, la partera de la nueva sociedad. Sin revoluci贸n socialista es imposible sustituir el Estado Burgu茅s por el Estado Proletario.
  3. Lenin destacaba que los revolucionarios deben estar preparados para realizar los m谩s grandes sacrificios, pasar por la prueba de la guerra civil, de lo contrario se deslizar谩n hacia las posiciones mencheviques de la reconciliaci贸n con la burgues铆a terrorista.

IV

  1. El Estado socialista puede manifestarse de diversas formas, pero desde el punto de vista de su naturaleza de clase, ser谩 el poder revolucionario de la clase obrera, la Dictadura del Proletariado.
  2. En el socialismo, la transici贸n al comunismo, la lucha de clases no detiene, pero cambia de forma de expresi贸n. Los residuos y las influencias del capitalismo permanecen por un per铆odo bastante largo. Incluso despu茅s de la construcci贸n de las bases del socialismo y de la abolici贸n de la propiedad privada capitalista habr谩 una base objetiva material para la agudizaci贸n de antiguos conflictos y la aparici贸n de otros nuevos. La subestimaci贸n de las contradicciones puede llevar a que aqu茅llas se transformen en antagonistas, a que 茅stas minen la estructura socialista, refuercen los elementos contrarrevolucionarios y provoquen el retorno del capitalismo.
  3. En una l铆nea directa de Marx, Lenin dec铆a que era preciso mantener la dictadura del Proletariado en la Uni贸n Sovi茅tica tanto tiempo como existieran las fuerzas burguesas y peque帽o burguesas, mientras existiera el burocratismo y las corrientes ideol贸gicas burguesas y peque帽o burguesas, mientras el capitalismo internacional tuviera apoyos, mientras existieran las diferencias entre el trabajo manual e intelectual, entre la ciudad y el campo.
  4. El proletariado tiene necesidad del Estado de dictadura del proletariado para reducir al silencio a sus enemigos de clase. La Revoluci贸n no se termina sino hasta que los comunistas hayan logrado su objetivo final: la sociedad sin clases, cuando la amenaza del capitalismo, que surge del exterior y del interior, haya desaparecido, hasta cuando el Estado se extinga progresivamente, cuando la construcci贸n del comunismo se realice.

V

  1. La experiencia ha demostrado de manera convincente que la base econ贸mica de la Dictadura del Proletariado, es la propiedad colectiva de los medios de producci贸n y la producci贸n planificada de bienes al servicio directo de la sociedad. Es la producci贸n de bienes de consumo 煤tiles para la satisfacci贸n de las necesidades materiales y culturales de los trabajadores. La experiencia de la contrarrevoluci贸n en los antiguos pa铆ses socialistas ha confirmado que la econom铆a mercado, que provoca siempre la producci贸n an谩rquica, es la base econ贸mica de la restauraci贸n del capitalismo y del restablecimiento de la dictadura de la burgues铆a.
  2. El objetivo de la producci贸n capitalista es acrecentar la plusval铆a que despojan los capitalistas a los trabajadores, es el provecho m谩ximo para cada capitalista individual. El objetivo de la producci贸n socialista es la realizaci贸n del bienestar de las masas trabajadoras, como tambi茅n el desarrollo y la recreaci贸n de todos los miembros de la sociedad en el marco de las posibilidades objetivas del per铆odo dado.
  3. Gracias a la Dictadura del Proletariado y a la econom铆a socialista planificada, la URSS logr贸 resolver numerosos problemas fundamentales que ning煤n pa铆s capitalista lograr谩 jam谩s resolver.

La URSS realiz贸 la igualdad y la cooperaci贸n fraternal de m谩s de 100 pueblos, resolvi贸 los problemas del pleno empleo, de la ense帽anza y la medicina gratuita, del acceso a la ciencia y la cultura, de la habitaci贸n, de los servicios sociales y el transporte p煤blico pr谩cticamente gratuitos. Ning煤n pa铆s capitalista ha otorgado la seguridad que la URSS garantizaba a su poblaci贸n bajo el socialismo.

VI

  1. La experiencia de la URSS demostr贸 el rol irremplazable del partido revolucionario del proletariado como n煤cleo dirigente en la revoluci贸n y la construcci贸n de la nueva sociedad socialista.
  2. El Partido Bolchevique de Lenin y Stalin era un partido revolucionario de la 茅poca del imperialismo y la revoluci贸n proletaria. La teor铆a de Lenin sobre el partido de tipo bolchevique, destacamento de vanguardia, destacamento organizado y disciplinado de la clase obrera y de las masas trabajadoras, mantiene todo su significado.
  3. Para elaborar su l铆nea, el partido analiza la lucha de clases, a nivel nacional e internacional, a la luz del marxismo-leninismo. Mantiene su esp铆ritu revolucionario aplicando los principios del centralismo democr谩tico, del control y verificaci贸n de tareas, de la cr铆tica y autocr铆tica y de la lucha contra el oportunismo. Su fuerza se basa en su confianza en el marxismo-leninismo, su amplia ligaz贸n con las masas trabajadores y su lucha de largo plazo para los intereses de esas.

VII

  1. El internacionalismo proletario es un elemento central que distingue a los partidos comunistas de todos los dem谩s partidos. En las diferentes luchas nacionales de los proletarios, los comunistas destacan y hacen valer los intereses comunes de todo el proletariado, independientemente de su nacionalidad.
  2. Marx declar贸: “La emancipaci贸n del proletariado no puede ser sino un hecho internacional, intentar realizarla como un hecho simplemente nacional la vuelve imposible”. La revoluci贸n puede ser nacional en su forma, el proletariado puede derrocar a la burgues铆a en un pa铆s, pero en su contenido, 茅sta es siempre internacional, formando parte del movimiento de emancipaci贸n de la clase obrera mundial.
  3. Lenin y Stalin concibieron siempre la construcci贸n y la defensa del socialismo en la URSS, como parte integrante de la lucha hist贸rica por el triunfo de la causa de los trabajadores en el mundo entero.

La ofensiva actual del imperialismo y de la reacci贸n

  1. En el umbral del tercer milenio asistimos a la tentativa del imperialismo de imponer a todos los pueblos su “nuevo orden mundial”, b谩rbaro e inhumano.
  2. El capitalismo monop贸lico se hunde cada vez m谩s en la crise econ贸mica. Para restaurar y aumentar sus benef铆cios, por doquier aumenta la explotaci贸n de los trabajadores y el pillaje de las riquezas naturales del mundo. Por un lado, el capitalismo penetra en todas partes gracias a las tecnolog铆as de comunicaci贸n, liga a los pa铆ses econ贸micamente m谩s importantes del tercer mundo al mercado mundial y destruye a las burgues铆as locales en provecho de la gran burgues铆a compradora. Por otro lado, se concentra a una escala cada vez m谩s grande, eliminando masivamente empleos para ser m谩s competitivo.
  3. Los monopolios imponen su dictadura econ贸mica internacional gracias a los instrumentos que se han dado, como el Fondo Monetario Internacional, la Banca Mundial y la Organizaci贸n Mundial de Comercio. Al imponer la pol铆tica de liberalizaci贸n y de privatizaci贸n realizan la recolonizaci贸n econ贸mica de casi todo el planeta.
  4. Las distintas potencias imperialistas defienden en su conjunto al capitalismo de las multinacionales.
  5. Ellas han transformado la ONU en una agencia que impone su voluntad, su dictadura pol铆tica a las otras naciones. Cada cuando Rusia y China se oponen a sus dictados en el Consejo de Seguridad, los poderes imperialistas violan sus decisiones.
  6. Hacen tabla rasa de la soberan铆a y de la independencia de las naciones, se inmiscuyen abiertamente en los asuntos interiores de otros pa铆ses, invocando c铆nicamente los pretextos de 鈥榙emocracia, libertad, autodeterminaci贸n de los pueblos, paz, multipartidismo, elecciones libres y derechos humanos鈥.
  7. Las potencias imperialistas, que han cometido y cometen los peores cr铆menes contra la humanidad, pretenden crear un Tribunal Penal Internacional permanente como un instrumento de terror contra todos los dirigentes que defiendan la independencia nacional y el socialismo, y siquiera ellos que, en temporalmente, se oponen a sus decisiones.
  8. Para imponer su dictadura econ贸mica internacional, las multinacionales deben evitar o romper la solidaridad internacional de la clase obrera y la unidad anti-imperialista de los pueblos oprimidos. Expanden y utilizan el racismo, el nacionalismo reaccionario, el separatismo, el fanatismo religioso, el irracionalismo, el misticismo, el etnicismo y el fascismo para dividir, fragmentar y embrutecer a las fuerzas populares, para sumergirlas en matanzas b谩rbaras para destruir toda capacidad de resistencia al imperialismo y al capitalismo.
  9. Desde que el socialismo fue completamente destruido en Europa del Este y en la URSS, todas las contradicciones en el mundo se agravaron brusca y dram谩ticamente.
  10. En Rusia, la nueva gran burgues铆a, con car谩cter mafioso y criminal, ha reducido al pa铆s a un estado de dependencia en relaci贸n al capital norteamericano y europeo. El capitalismo ha sumergido a los pueblos de la ex URSS en cat谩strofes alucinantes, miseria, cesant铆a, divisi贸n 茅tnica, guerras civiles. Las nuevas rep煤blicas creadas son, en gran medida, dominadas por el financiero americano y aleman y son dirigidas por burgues铆as compradoras.
  11. Desde la desaparici贸n de la URSS, el imperialismo ha comenzado una ofensiva neocolonial contra el tercer mundo, demantela los Estados nacionales, dicta la pol铆tica econ贸mica, se apodera de las fuerzas productivas e interviene directamente en los asuntos internos.
  12. En los pa铆ses capitalistas, la burgues铆a deshace, una por una, todas las concesiones que tuvo que realizar despu茅s de la guerra antifascista, frente a la revoluci贸n socialista en ascenso. El racismo, el chovinismo, el nacionalismo y el fascismo son propagados para destruir a las fuerzas anticapitalistas. Se generaliza el espionaje, a trav茅s de los medios m谩s sofisticados, contra los trabajadores. La represi贸n contra los movimientos populares es cada vez m谩s violenta.
  13. Las contradicciones econ贸micas entre los EE.UU., Jap贸n y Europa se vuelven m谩s 谩speras, conflictos de intereses estallan entre ellos en relaci贸n a materias primas, inversiones y mercados.
  14. La crisis general del sistema imperialista se agrava. En los pa铆ses capitalistas la explotaci贸n de los obreros se agrava dram谩ticamente, la cesant铆a alcanza en ciertas regiones hasta el 30% de obreros, las conquistas sociales son progresivamente desmanteladas. En los pa铆ses del tercer mundo, la deuda, las privatizaciones, el desmantelamiento de las instituciones del Estado vuelven la sobrevivencia de millones de personas un asunto incierto. En Rusia, la producci贸n industrial ha ca铆do un 55%. Durante los a帽os de Yeltsin, el ap铆s ha conocido una sobretasa anual de mortalidad de 500.000 a 700.000 personas, comparado con los a帽os 80. El capitalismo en crisis convierte en imposible la vida para la gran mayor铆a de la humanidad. Este sistema b谩rbaro y criminal est谩 condenado a desaparecer. La contrarrevoluci贸n empuja a la humanidad entera a un per铆odo de inestabilidad y de incertidumbre; liga los cuatro rincones de la planeta con miles v铆nculos en un frente com煤n; mina las fondaciones des sistema que deber铆a estabilizar; crea las precondiciones para un cambio revolucionario m谩s profundo y m谩s radical.
  15. La militarizaci贸n de las relaciones internacionales, la carrera armamentista y las contradicciones agudas al interior de las potencias imperialistas y entre ellas, producen y reproducen la violencia y la guerra, refuerzan la inestabilidad y crean el riesgo de conflictos militares generalizados. El peligro de una tercera guerra mundial s贸lo puede ser conjurado por la ofensiva general de los trabajadores y los pueblos oprimidos, contra el capitalismo y el imperialismo.
  16. El imperialismo se prepara activamente para la guerra contra todos los pa铆ses que quieren escapar a la dominaci贸n imperialista, entre otros China, la Rep煤blica Democratica y Popular de Corea, Cuba, Irak, Libia, Ir谩n, Yugoslavia y Belorusia. Pero tambi茅n contra Rusia, en el caso que los comunistas aut茅nticos lleguen al poder.
  17. La Otan es un pacto agresivo, creado en 1949 con el objetivo de desencadenar une guerra contrarrevolucionaria contra la Uni贸n Sovi茅tica y los pa铆ses socialistas. Los esfuerzos defensivos de la Uni贸n Sovi茅tica y de los pa铆ses socialistas, el desarrollo del movimiento mundial por la paz y la guerra de resistencia del pueblo coreano, respaldado por los voluntarios chinos y por la ayuda sovi茅tica, llevaron al fracaso dicho plan. . Fue entonces cuando la Otan recurri贸 a la guerra pol铆itca y sicol贸gica, que nos llev贸 a las revueltas contrarrevolucionarias en Hungr铆a en 1956 y en Checoslovaquia en 1968, preludios a la contrarevoluci贸n 鈥榩ac铆fica鈥 de 1989. Desde la restauraci贸n integral del capitalismo en la Uni贸n Sovi茅tica, el Ortan se ha lanzado en guerras de agresi贸n, que demuestran su permanente car谩cter agresivo, no solamente contra los pa铆ses socialistas sino contra todos los pa铆ses que mantienen su independencia contra el imperialismo. La guerra de agresi贸n contra Irak fue la primera guerra de la Otan, camuflada bajo la bandera de la ONU. Desde 1991 han comenzado las intervenciones militares de la Otan en Yugoslavia para desmembrar este pa铆s. Los bombardeos criminales y b谩rbares contra las fuerzas armadas, la infrastructura, las f谩bricas y las ciudades yugoslavos demuestran que la Otan est谩 siguiendo las huellas de la coalici贸n fascista dirigida por la Alemania de Hitler.
    La expansi贸n de la Otan en tres continentes puede echar las bases de una tercera guerra mundial.
    La expansi贸n de la Otan en Europa del Este y la adquisici贸n de bases militares en Croacia, Macedonia y Albania son las preparaciones directas de una guerra contra Rusia para el control de las riquezas en los alrededores del Mar Caspio.
    La alianza entre la Turqu铆a e Israel prepara nuevas guerras de la Otan para el control del petr贸leo del Medio Oriente.
    Los v铆nculos de la Otan con ciertas rep煤blicas asi谩ticas fronterizas con China preparan la agresi贸n de la Otan contra China.
    Las maniobras recientes de la Otan en Kenia preparan las intervenciones militares contra los pa铆ses africanos antiimperialistas. Los Estados Unidos son los verdaderos instigadores de la guerra de agresi贸n contra la Rep煤blica Democr谩tica del Congo, impulsada por las tropas ruandesas, ugandesas y burundesas. La Unita, creaci贸n de la CIA y hasta ahora sostenida por c铆rculos americanos, se ha aliado con Uganda, Ruanda y Burundi y ha lanzado una gran ofensiva contra las fuerzas gobernamentales en Angola.
  18. La creaci贸n de un ej茅rcito europeo bajo la direcci贸n alemana sirve para apoyar las maniobras de la dominaci贸n del imperialsmo europeo en Europa del Este, en los Balcanes, en el C谩ucaso y en Africa.
  19. En Asia, los EE.UU. tambi茅n preparan la guerra contra la Rep煤blica Democr谩tica y Popular de Corea y la Rep煤blica Popular de China, adoptando un nuevo 鈥榯ratado de defensa鈥 con Jap贸n, manteniendo 40.000 militares y 1.000 armas nucleares en Corea del Sur y manteniendo el control sobre la provincia china de Taiw谩n.

Las fuerzas de la revoluci贸n socialista mundial

  1. Contra la consigna burguesa “democracia y libertad a nivel mundial”, los comunistas declaran frente a todo el mundo: s贸lo la lucha contra el imperialismo en la perspectiva de la construcci贸n del socialismo y el comunismo es la v铆a de la liberaci贸n de la humanidad, la v铆a hacia la igualdad, la fraternidad y la felicidad de todos las masas trabajadoras del mundo. La Revoluci贸n de Octubre ha sido la primera a optar por esta v铆a, y la Revoluci贸n china ha adaptado esta v铆a a las realidades de los pa铆ses dominados por el imperalismo.
  2. Frente a la dictadura internacional de la gran burgues铆a y sus multinacionales, 煤nicamente la clase obrera internacional, unida frente al enemigo com煤n, unida por el mismo ideal socialista, puede guiar a los trabajadores hacia la liberaci贸n nacional y social. S贸lo la clase obrera internacional puede elaborar y defender un programa capaz de poner fin a la explotaci贸n, la opresi贸n, el terror y la barbarie a las que el imperialismo condena a los pueblos.
  3. El siglo XX estuvo marcado por las luchas contra las guerras imperialistas mundiales, por las luchas de las masas trabajadoras contra la dictadura de la burgues铆a y por la lucha de los pueblos oprimidos contra la dominaci贸n imperialista. Estas tres luchas han dado nacimiento a las revoluciones socialistas.
  4. A fin del siglo actual, las contradicciones del mundo imperialista son mucho m谩s profundas y agudas que en 1900, por lo que estas tres luchas revolucionarias se desarrollar谩n, en el futuro, con una intensidad y una extensi贸n incomparables.
  5. El imperialismo se ha vuelto mucho m谩s criminal, b谩rbaro, inhumano y destructivo que en 1914 y 1939, cuando lanz贸 las dos guerras mundiales. La fuerza destructiva de sus armas se ha multiplicado por mil, as铆 como su desprecio por la vida de las masas populares.
  6. Para liberar a la humanidad de este sistema criminal es necesario construir un frente mundial anti-imperialista lo m谩s amplio posible, dirigido por los partidos comunistas y obreros, basado en la clase obrera y las masas trabajadoras y obrando en la clara perspectiva del socialismo mundial.
  7. El frente mundial anti-imperialista se constituye de diferentes fuerzas.
  8. Est谩n los pa铆ses socialistas que, en las condiciones internacionales particularmente dif铆ciles, llevan una lucha muy compleja para preservar su independencia y las bases esenciales del socialismo.
  9. Est谩n los pueblos oprimidos y explotados de Asia, de Africa y de Am茅rica Latina que luchan contra la dominaci贸n econ贸mica, pol铆tica, militar y cultural del imperialismo, por un desarrollo nacional y cient铆fico en beneficio de las masas populares. Luchan valerosamente por la liberaci贸n nacional y el socialismo. Su vanguardia est谩 constitu铆da por los partidos marxista-leninistas que enfrentan hoy en d铆a el problema central de la revoluci贸n a trav茅s de la guerra popular prolongada y que constituyen ejemplos en la transici贸n actual del per铆odo de reflujo a un nuevo per铆odo de grandes revoluciones dirigidas por el proletariado.
  10. Est谩n las masas trabajadoras martirizadas de la antigua URSS que luchan por el restablecimiento de la Uni贸n Sovi茅tica y la dictadura del proletariado. Los comunistas de la ex URSS han declarado que jam谩s la burgues铆a, esta 煤ltima clase explotadora en el mundo y la m谩s cruel tambi茅n, podr谩 vencer definitivamente a la revoluci贸n socialista. En la antigua Uni贸n Sovi茅tica, tras la contrarrevoluci贸n, la revoluci贸n est谩 ya en ascenso. El potencial de la revoluci贸n no tiene l铆mites.
  11. Est谩 la clase obrera de los pa铆ses capitalistas, que arrastra a todas las fuerzas progresistas a luchar contra la dictadura que los monopolios ejercen en la vida econ贸mica y social, contra el aparato represivo del Estado Burgu茅s al servicio de esos monopolios, contra las aventuras militares exteriores y contra los preparativos de guerras de agresi贸n de gran envergadura. La clase obrera ha desarrollado huelgas generales y otros numerosos movimientos de masas contra el r茅gimen capitalista imperante.

Por la unidad de los marxista-leninistas

  1. La lucha contra el imperialismo y por el socialismo tendr谩 enormes dificultades para obtener 茅xitos si el movimiento comunista est谩 fragmentado en el 谩mbito ideol贸gico y org谩nico. S贸lo los comunistas, unidos en el mundo entero en el gran partido del proletariado, podr谩n formar la locomotora que conducir谩 el tren de la humanidad hacia la democracia popular, el socialismo y el comunismo.
  2. La reconstituci贸n del movimiento comunista internacional y la superaci贸n de su actual estado de crisis y de retroceso, el restablecimiento de su unidad basada en el marxismo-leninismo y el internacionalismo proletario, son las tareas internacionales m谩s urgentes para los diferentes partidos comunistas. Para poder realizar eso, es preciso que los comunistas est茅n a la cabeza de las luchas obreras y populares contra el capitalismo y el imperialismo.
  3. Desde hace cuarenta a帽os, con el desarrollo del revisionismo, el movimiento comunista internacional ha estado dividido en diferentes tendencias. Es normal que existan diferentes opiniones sobre lac contribuciones de diferentes dirigentes del movimiento comunista internacional. Estas diferentes opiniones pueden ser debatidas de forma cient铆fica con el objetivo de superar los prejuicios y el subjetivismo, y de formular conclusiones cient铆ficas.
  4. Cuando partidos tienen divergencias ideol贸gicas sobre ciertos puntos, 茅stas pueden ser resueltas gradualmente en un proceso de lucha com煤n contra la burgues铆a internacional, que refuerce la confianza en las ideas m谩s nobles de la humanidad y que elimine todas las formas de oportunismo, de liberalismo y de dogmatismo.
  5. Las relaciones entre los partidos deben estar basadas en los principios del internacionalismo proletario, amistad, igualdad, no injerencia y cooperaci贸n rec铆procamente beneficiosa.
  6. Cada partido aplica los principios marxista-leninistas a la realidad presente seg煤n las condiciones espec铆ficas de su propio pa铆s y el inter茅s de la clase obrera internacional. Al mismo tiempo, cada partido debe mantener la unidad del movimiento comunista, que es en esencia internacionalista.
  7. Frente a la ofensiva desencadenada por la reacci贸n, los partidos comunistas que son fieles al marxismo-leninismo y al internacionalismo proletario, que organizan a la clase obrera y a las masas trabajadoras y que realizan una lucha de principios contra el revisionismo y el reformismo, sienten la necesidad de actuar en conjunto en vista de su unidad internacional.
  8. En esta direcci贸n, podemos y debemos avanzar en varios planos: el intercambio de experiencias y an谩lisis, la coordinaci贸n y la acci贸n com煤n, el di谩logo y las discusiones sobre nuestra identidad ideol贸gica y sobre la estrategia de la lucha antiimperialista y revolucionaria. Simult谩neamente, debemos contruir, sin tardar, un frente obrero internacional contra el capitalismo y un movimiento antiimperialista internacional.

El siglo XXI ser谩 el del socialismo

  1. Lo 煤nico que el imperialismo puede ofrecer a las masas trabajadoras del mundo es la explotaci贸n, la opresi贸n, el oscurantismo, el fascismo, la guerra y la destrucci贸n de las bases vitales de la humanidad.
  2. Los comunistas est谩n determinados a mantenerse fieles al marxismo-leninismo, a organizar a las masas populares previendo las batallas sangrientas que espera a los pueblos, a demostrar determinaci贸n, esp铆ritu de sacrificio y heroismo. As铆 se har谩 del siglo XXI, el siglo de la liberaci贸n nacional y social, el siglo del socialismo triunfante.
  3. 隆Que las ideas y la causa de la gran Revoluci贸n de Octubre contin煤en viviendo a trav茅s de los siglos!

隆Trabajadores y pueblos explotados y oprimidos, al combate!

隆Que viva el marxismo-leninismo, que viva el internacionalismo proletario!

隆Proletarios de todos los pa铆ses, un铆os!

隆El comunismo es el futuro de la humanidad!. 隆La victoria es cierta!

(12 Mayo de 1999)